Saint-Louis. Ciudad reflejo de África Occidental

Fundada en 1659, la actual Saint Louis fue una de las ciudades más importantes e influyentes de todo el continente negro ,y la villa europea más famosa de la época colonial de toda África occidental. A día de hoy, sus calles aún están repletas de antiguas casas y palacetes coloniales que recuerdan la época de oro de los colonos franceses en Senegal.


La ciudad se distribuye en tres partes bien diferenciadas. La primera una continental donde se concentra la mayor parte de la población en torno al barrio de Sor, otra parte esta vez en forma de isla unida a la primera por el famoso puente Faidherbe y más turística que la anterior ; y por último la famosa Langue de Barbarie donde se concentran la mayor parte de todos los pescadores de la zona que ocupan los barrios de Guet N'Dar y N'Dar Tout en torno a la Langue de Barbarie.


La isla central y la que a día de hoy posee la mayor parte de los restos coloniales de aquella época fue declarada en el año 2000 Patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Extraño que seis años después la haya visto tal y como la recordaba después de tanto tiempo. Con ojos distintos , ahora observo cosas que años atrás pasaron desapercibidas para mi cuando la conocí por primera vez.


Desde aquí podemos llegar al Parque Nacional de la Langue de Barbarie, o bien hacia la que dicen que es una de las mejores reservas de aves del mundo: Le Parc National des Oiseaux du Djoudj. Durante años Saint Louis fue el ultimo destino de miles de migrantes que decidian embarcarse con destino a Canarias o la península en la crisis de los cayucos desde 2008. Ademas, su posición geoestratégica hace que siga siendo tanto para Senegal como para los países de África Occidental con salida al Atlántico, una ciudad viva e importante en los flujos de mercancias y de personas. Ademas, la condición de ciudad fluvial, marítima y urbana ayuda enormemente a su desarrollo.


Proteger esta ciudad es una prioridad máxima. Su centro histórico, y sus infrasestructuras están en un estado de conservación bastante mejorable, y no se recibe suficiente apoyo de las autoridades locales ni de la Sociedad civil para mejorarlo. Aun así, perderse en sus calles y recordar la época colonial de oro de los franceses es inevitable cuando se observan las formas de sus fachadas y calles.


La estabilidad política de Senegal, el crecimiento economico continuado y la mejora de las condiciones de vida de su sociedad invitan a pensar de manera optimista para el futuro de las ciudades y la sociedad senegalesa.



Enfrente del río , en el lado norte de la Isla y en un segundo piso ,solo podemos esperar que otro sol africano se esconda acompañado de los correspondientes rezos que nos llegan desde la otra orilla. La puesta de sol suele ser el mejor momento del día, y cuando el sol se pone en Saint-Louis, es cuando de las calles emergen cientos de personas disp

In šāʾ Allāh en pocos días llegaremos a Dakar, actual capital y nuestra última parada en este viaje.

PURA VIDA

0 vistas